Cómo superar las nuevas realidades de las limitaciones presupuestarias de la atención sanitaria a domicilio

Cómo superar las nuevas realidades de las limitaciones presupuestarias de la atención sanitaria a domicilio

Cuando los Centros de Servicios de Medicare y Medicaid (CMS) de EE. UU. revelaron su norma de pago final para el año fiscal 2024, los proveedores de atención médica domiciliaria se enfrentaron una vez más a un desafío fiscal familiar. Un recorte del 2,89% al sector de la atención médica domiciliaria, una caída notable con respecto al recorte del 5,1% propuesto por la administración Biden, es una realidad familiar para los proveedores de este sector crucial. Los presupuestos para la atención domiciliaria a menudo se pasan por alto, incluso cuando los costos siguen aumentando. Sólo en mi estado natal de Nueva York, 932.000 personas necesitarán asistencia médica domiciliaria para 2035. Surge la pregunta apremiante: ¿cómo satisfará la industria del cuidado domiciliario la creciente demanda mientras lucha con un presupuesto cada vez más reducido?

Las organizaciones de atención médica domiciliaria, como Partnership for Quality Home Health Care, han expresado abiertamente su descontento con los recortes presupuestarios recurrentes, y no podría estar más de acuerdo. Pero como veterano de 30 años en esta industria, también he estado en esta situación antes y entiendo que debemos descubrir cómo hacer más con menos y al mismo tiempo proteger la salud de nuestros pacientes a toda costa. En medio de estos desafíos financieros, está surgiendo un resquicio de esperanza en forma de innovación tecnológica. Aprovechar el poder de la tecnología puede ser un enfoque estratégico y transformador para abordar el impacto de los recortes presupuestarios en el sector de atención médica domiciliaria. Así es como aprovechar la tecnología no solo puede mitigar los efectos dañinos de los recortes de reembolso, sino también mejorar la calidad general de la atención y el bienestar, que es el objetivo fundamental de nuestro trabajo.

Accesibilidad mejorada

A pesar de las limitaciones financieras, la integración de la tecnología no sólo proporciona una alternativa rentable, sino que también garantiza un acceso más fácil a los cuidadores de los pacientes. A través de las plataformas de telesalud, los pacientes pueden acceder fácilmente a consultas, compartir datos de salud vitales y recibir consejos desde la comodidad de su propio hogar, promoviendo un enfoque de atención domiciliaria más accesible y centrado en el paciente a pesar del difícil contexto presupuestario. Esto puede tener un impacto particular en los “desiertos” de atención médica domiciliaria, donde faltan infraestructura de atención médica y, principalmente, profesionales de la salud.

Apoyar a la fuerza laboral

No es ningún secreto que el sector sanitario se enfrenta a un agotamiento generalizado y a una escasez de mano de obra. Hay tantas razones para esto que podría dedicarles un artículo completo, pero en términos generales, a los trabajadores sanitarios de primera línea se les pide que hagan más que nunca. Estos recortes presupuestarios no facilitarán la vida de los trabajadores, ya que los proveedores tendrán que ser creativos para llegar a fin de mes. Dicho esto, la tecnología está demostrando ser un regalo para los cuidadores sobrecargados. La explosión de la telesalud significa que las enfermeras pueden comunicarse con docenas de pacientes a la vez, mientras brindan el mismo nivel de atención personalizada y de alta calidad. El aprendizaje automático y la inteligencia artificial pueden automatizar tareas que de otro modo serían mundanas y consumirían mucho tiempo, lo que aumenta el agotamiento, la frustración y las largas jornadas de trabajo. Ya sea generando facturas, rastreando inventario o administrando horarios, las nuevas tecnologías asumen la carga del trabajo administrativo para que los cuidadores puedan concentrarse en su trabajo más importante: brindar atención personalizada y garantizar los mejores resultados de salud para sus pacientes.

Reducir las hospitalizaciones

El objetivo de cualquier solución de tecnología sanitaria, ya sea RPM o consulta de telesalud, es llevar las capacidades de un hospital de servicio completo a los hogares de los pacientes. Ya estamos viendo que esto sucede: un estudio reciente realizado por Revista de la Asociación Médica Estadounidense Recientemente descubrió que el RPM puede asociarse con una reducción del 87% en las hospitalizaciones. Menos hospitalizaciones significan menos episodios de atención médica, especialmente para la base de pacientes de atención domiciliaria, muchos de los cuales son poblaciones vulnerables que experimentan un mayor estrés y ansiedad debido a la experiencia hospitalaria. Por lo tanto, una reducción de las hospitalizaciones es un indicador de mejores resultados de salud y ahorro de dinero en todo el ecosistema de atención médica: seguros, pacientes y proveedores. Al depender más de la tecnología, la industria de la salud en el hogar puede comenzar a compensar las limitaciones financieras que estas decisiones presupuestarias pueden plantear. A su vez, la integración estratégica y la optimización de la tecnología van más allá de simplemente mejorar la eficiencia y organización de los cuidadores; tienen el potencial de tener un impacto significativo en los resultados más amplios de la atención médica.

Frente a los innegables desafíos que plantean los recortes presupuestarios en el sector de la salud, la integración de la tecnología representa un rayo de esperanza. Al adoptar enfoques ingeniosos, las agencias de atención domiciliaria no sólo pueden resistir los desafíos financieros, sino también mejorar la calidad general y la accesibilidad de la atención. La adopción proactiva de tecnología se alinea con el compromiso de la industria de adaptarse, evolucionar y continuar brindando servicios vitales a quienes dependen de la atención domiciliaria. Para abordar estas incertidumbres presupuestarias, es esencial reconocer la tecnología como un poderoso aliado, que garantiza la resiliencia y la sostenibilidad a largo plazo de la atención domiciliaria para las generaciones venideras de pacientes y cuidadores.

Foto: Tim Abramowitz, Getty Images

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *