Jim Harbaugh deja Michigan: tres equipos de playoffs de fútbol universitario darán la bienvenida a nuevos entrenadores durante la temporada 2024

Jim Harbaugh deja Michigan: tres equipos de playoffs de fútbol universitario darán la bienvenida a nuevos entrenadores durante la temporada 2024

Los playoffs de fútbol americano universitario de cuatro equipos de la temporada pasada marcaron el comienzo de un cambio significativo en el panorama, y ​​no solo con la llegada del campo de 12 equipos que comenzará en 2024. Tres de los cuatro entrenadores de playoffs ya no están en sus respectivos equipos: Nick Saban de Alabama se retiró el 10 de enero y fue reemplazado por Kalen DeBoer de Washington dos días después. Miércoles, Jim Harbaugh de Michigan Regresé a la NFL para entrenar a Los Angeles Chargers después de llevar a su alma mater a su primer campeonato nacional desde 1997.

La facturación es históricamente significativa. Ningún entrenador, y mucho menos tres, había abandonado su escuela en la temporada baja tras una aparición en el BCS o el CFP (1998-2023). (Steve Sarkisian de Texas es el único que regresó a la misma escuela). El último entrenador en irse después de un campeonato nacional fue Tom Osborne de Nebraska en 1997.

Harbaugh, quien tuvo marca de 86-25 en nueve años en Ann Arbor, tenía un historial de coqueteo con la NFL, por lo que esto no es necesariamente una sorpresa. En cambio, los otros dos entrenadores que abandonaron su equipo tras sus apariciones en el CFP fueron mucho más impactantes.

Saban, considerado el mejor entrenador de todos los tiempos, se alejó hacia el ocaso luego de la derrota en la semifinal del Rose Bowl ante los Wolverines. Aunque parece una locura que Saban abandone el juego después de una derrota, fue un motivo de orgullo para la CABRA.

“No considero necesariamente la victoria y la derrota. Ganaste el campeonato, no puedes ganar el campeonato”, dijo después del partido. “Como entrenador, siempre intentas que tu equipo mejore y sea lo mejor que puede ser, y creo que este equipo probablemente mejoró desde el partido del sur de Florida y el partido contra Texas a principios de temporada, tanto como cualquier otro. equipo. He sido entrenador antes. Requiere mucho trabajo. Mucha gente está muy comprometida con hacer las cosas que necesitan para autoevaluarse y mejorar su juego, y todos estos jugadores han aceptado este equipo. “Y lo hice. Por eso creo que para mí como entrenador, tal vez no para todos, es uno de los equipos que siempre recordaré más y del que estaré más orgulloso”.

La partida de Saban abrió la puerta para que el hombre más atractivo de la escena, DeBoer, se hiciera cargo del exitoso programa de esta generación. DeBoer tiene marca de 104-12 en su carrera como entrenador, que abarca períodos en Sioux Falls (2005-09), Fresno State (2020-21) y Washington (2022-23). Su capacidad para ganar en todos los niveles lo hizo atractivo para el director atlético de Crimson Tide, Greg Byrne, a pesar de que DeBoer es un “forastero” desde un punto de vista geográfico.

¿Qué significan estos movimientos? Por un lado, ésta podría ser una de esas extrañas coincidencias. Es casi seguro que ese es el caso de DeBoer, quien aprovechó el retiro de Saban para hacerse cargo del Tide. Sin embargo, la evolución del fútbol universitario ha hecho que a los entrenadores les resulte mucho más difícil gestionar sus plantillas y su tiempo, especialmente en diciembre y enero.

El coqueteo de Harbaugh con la NFL y su eventual partida le dan la oportunidad de sentarse y entrenar fútbol en lugar de lidiar con las reglas y regulaciones establecidas por la NCAA. Esas reglas, por supuesto, le valieron una suspensión de tres juegos dos veces durante la carrera por el título de 2023.

Saban, que cumplió 72 años el pasado octubre, ha hablado varias veces en los últimos años de lo difícil que es gestionar el reclutamiento en secundaria. Y el portal de transferencias, nombre, imagen y semejanza (NIL) y entrenamiento de fútbol real.

La temporada 2023 fue una de las más notables en la historia del deporte, y la partida de tres de los cuatro entrenadores que dirigieron los equipos hasta la CFP hizo que las consecuencias fueran casi tan intrigantes como la temporada misma.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *